¿Quien es GrettV?

Mi foto
Romantica empedernida,fan de las falsas promesas y tambien de las promesas rotas. Con toques de bipolar y una pizca de maniaco-depresiva.Enamorada del amor aunque no tenga finales felices. Fumadora dependiente y bebedora social.Vivo de fantasias. Tengo mi soundtrack de vida, amo la musica. Enojona,romantica,risueña, soñadora,divertida,depresiva, cachonda,orgullosa,espiritual, llorona,berrinchuda,consentida.

sábado, 29 de diciembre de 2012

Tokio Blues

Toru Watanabe, un ejecutivo de 37 años, escucha casualmente mientras aterriza en un aeropuerto europeo una vieja canción de los Beatles, y la música le hace retroceder a su juventud, al turbulento Tokio de finales de los sesenta. Toru recuerda, con una mezcla de melancolía y desasosiego, a la inestable y misteriosa Naoko, la novia de su mejor –y único– amigo de la adolescencia, Kizuki. 

El suicidio de éste les distancia durante un año hasta que se reencuentran en la universidad. Inician allí una relación íntima; sin embargo, la frágil salud mental de Naoko se resiente y la internan en un centro de reposo. Al poco tiempo, Toru se enamora de Midori, una joven activa y resuelta. Indeciso, sumido en dudas y temores, experimenta el deslumbramiento y el desengaño allá donde todo parece cobrar sentido: el sexo, el amor y la muerte.

 La situación, para él, para los tres, se ha vuelto insostenible; ninguno parece capaz de alcanzar el delicado equilibrio entre las esperanzas juveniles y la necesidad de encontrar un lugar en el mundo. Con un fino sentido del humor, Murakami ha escrito el conmovedor relato de una educación sentimental, pero también de las pérdidas que implica toda maduración. 

¡Lo ame! Me lo habian recomendado desde hace mucho y de una u otra forma me habia rehusado a leerlo y lo tenia ahi, abandonado entre la coleccion de libros que faltan por leer, sin embargo desde las primeras hojas me encanto.

Una historia muy extraña y descriptiva a la vez. Me gusta la narrativa del autor, al menos en la traduccion, eso si con muchos pies de pagina por las distintas formas de comer, expresiones, etc, de aquel pais Tokio.

Pude imaginar claramente a Toru Watanabe y me pude enamorar tanto de él (que raro que me enamore de los personajes masculinos de las novelas que leo) llorar con el, intentar comprender todo. Confieso que algunas partes se me hicieron algo tediosas pero si algo me encanto de este libro es que cuando le lei me sentia caminando por Tokio junto a Watanabe & Naoko, o Watanabe & Midori. 

Le recomiendo mucho, aparte son tan solo 196 paginas que te envuelven e intrigan y puedes escucharla con el mismo soundtrack que el autor nos regala en las lineas. ¡Una delicia!

Citas Favoritas

"La muerte no existe en contraposición de la vida, sino como parte de ella."

"Tal vez mi corazón esté recubierto por una coraza y sea imposible atravesarla. Por eso no puedo querer a nadie."

"A nadie le gusta la soledad. Pero detesto que me decepcionen."

"Si quieres, puedes llamarlo así. En general, las personas lo llaman simpatía o amor, pero si tú quieres llamarlo pasatiempo puedes hacerlo."

"Pero tú..., tú eres alguien muy especial. Cuando estoy contigo, siento que nos entendemos. Confío en ti, me gustas, no quiero dejarte escapar."

"Es una fuerza a la que me cuesta resistirme, y me da la impresión de que seguirá arrastrándome en el futuro."

"El conocimiento de la verdad no alivia la tristeza que sentimos al perder a un ser querido. Ni la verdad, ni la sinceridad, ni la fuerza, ni el cariño son capaces de curar esta tristeza. Lo único que puede hacerse es atravesar este dolor esperando aprender algo de él, aunque todo lo que uno haya aprendido no le sirva para nada la próxima vez que la tristeza lo visite de improviso."

Primeras Lineas

Yo entonces tenia treinta y siete años y me encontraba a borde un un Boeing 747. El gigantesco avion habia iniciado el descenso a travesando unos espesos nubarrones y ahora se disponia a aterrizar en el aeropuerto de Hamburgo. La fria lluvia de noviembre teñia la tierra de gris y hacia que los mecanicos cubiertos con recios impermeables, la bandera que se erguia sobre los bajos edificios del aeropuerto, las vallas que anunciaban los BMW, todo, se asemejara al fondo de una melancolica pintura de la escuela flamenca. "¡Vaya! Otra vez en Alemania" pense. 

No hay comentarios: